Valores refugio: el oro

¿Que son los valores refugio?

valor refugio oro
Los valores refugio en inversión son equivalentes a la cabaña que nos protege de la tormenta

La palabra refugio ya nos dice claramente la importancia de estos valores, pues el termino refugio se usa para los momentos en los que queremos estar protegidos de eventos externos que nos pueden afectar de manera peligrosa como puede ser una tormenta o una guerra.

El termino de valores refugio hace referencia, obviamente, al mundo de la inversión y el dinero, por lo que lo que interesa es buscar aquellos activos que mejor se comportan en momentos de gran estrés financiero y social.

¿Cuáles son esos activos?

En el mundo bursátil mucha gente recomienda como valores refugio a las acciones de los mercados de Bolsa pertenecientes a sectores supuestamente no afectados por las grandes recesiones como las empresas eléctricas o las de alimentación.

Esto es obvio, porque por mucha crisis que haya la comida es el ultimo gasto que la gente va a cortar, por lo que de caer, se supone que esas empresas lo hagan menos que las de otros sectores de consumo mas ocioso, como móviles o videojuegos.

Sin embargo, hay otras acciones que se suelen comportar bastante bien en los ciclos de crisis, y no son otras que las acciones relacionadas con el oro y los metales.

Inversión en oro como valor refugio

Esto último nos lleva a una conclusión muy lógica, la cual es que el oro es el valor refugio por antonomasia desde tiempos inmemorables.

Es más, podemos estar seguros de que es el valor refugio más seguro e importante de todos.

Esto es así por una razón muy simple, la cual la podemos ver si nos vamos al caso extremo.

En el caso extremo, es decir, en el que desaparece una civilización o un país, la práctica totalidad de las inversiones en papel, ya sean acciones, bonos, billetes, monedas, títulos crediticios de todo tipo, etcétera, pierden el total de su valor o casi.

El ejemplo más claro de esto lo podemos ver en cualquier revolución que instaura un régimen comunista en un país, por ejemplo.

Es ahí, en esos casos que podemos ver como reales y posibles donde vemos de verdad cuales son los mejores valores refugio

Imaginemos el caso de Rusia en 1917.

Los que poseían acciones en La Bolsa de San Petersburgo perdieron todo lo invertido.

Igual suerte corrieron los que tenían ahorros en billetes en rublos o en bonos del estado ruso o casas por el país.

Los comunistas hicieron que todas esas inversiones papel o reales perdieran su valor de la noche a la mañana.

Unas fueron confiscadas, como las casas, y las otras, como las acciones, perdieron todo su valor al caer a cero.

En un entorno así solo una inversión permitió al ciudadano ruso mantener algo de sus ahorros.

¿Cuál fue esa inversión?

Pues el tener metales de algún tipo, especialmente el oro, el cual presenta la mayor eficiencia en cuanto a precio y coste de almacenamiento por su tamaño.

Imagina que eras un ciudadano ruso que tenía unas cuantas monedas de oro acumuladas en unos años compradas con los ahorros de tu pequeña empresa.

Cuando se instauro el régimen soviético, ese ciudadano perdió su empresa y sus ahorros en rublos, pero no perdió sus monedas y lingotes de oro, siempre y cuando los tuviera bien escondidos y a buen recaudo.

Unas semanas después de la instauración del régimen soviético este ciudadano pudo meter su oro en una maleta e irse de alguna manera a la frontera con Ucrania y pasar a la misma, la cual estaba bajo protectorado alemán.

Si tuvo suerte ese ciudadano podía estar unos meses más tarde en, por ejemplo, Viena, con una vida más o menos normal, dependiendo de cuanto oro fue capaz de acumular, pues las monedas de oro eran tan apreciadas en Viena en 1918 como en el 1500 cualquier otro año o lugar, ya sea Turquía o Colombia.

Curiosamente Rusia mantuvo sus reservas de oro como país pero se aprestó rápidamente a confiscar el oro privado de sus ciudadanos, aunque claro está, la mayoría de estos no pusieron las cosas fáciles para que el Estado Soviético encontrara su oro.

Este ejemplo nos debe valer para ver la diferencia radical entre el oro y todas las demás divisas papel que podamos imaginar.

Vale que he puesto un caso extremo y el ciudadano medio no piensa en esas cosas sino en las típicas recesiones de cuando la Bolsa cae un 40%.

En esas recesiones de carácter secundario el oro puede ser valor refugio o no, depende del momento en el que estamos, el lugar y el horizonte temporal que tengamos en cuenta.

Oro valor refugio

Por ejemplo, veamos el caso de la primera década de los 2000.

En esa década, hasta el 2011, el oro multiplico su valor por casi 8 al pasar de 250 USD a 1.900.

En esos mismos años las acciones mineras tuvieron un gran mercado alcista.

Todo el mundo sabe que durante esa década tuvo lugar no solo el colapso de la burbuja del Nasdaq sino también la burbuja inmobiliaria subprime en los Estados Unidos y el gran colapso de la misma en el 2008.

Pues bien, teniendo en cuenta ese periodo de crisis de una década, el oro fue un gran valor refugio.

Aquí podemos ver el buen comportamiento desde el 2003 hasta el 2011 del fondo ARCA de las acciones mineras, incluyendo el mercado bajista el 2008. Después del 2011 las mineras sufrierion mucho junto con el precio del oro, pero volverán a subir el día que el metal amarillo vuelva a subir con fuerza, especialmente en el caso de crisis financiera en los Estados Unidos

Sin embargo, si tenemos en cuenta algunos años en particular, como el mercado bajista del 2008 en la Bolsa, el oro no fue refugio ese año, pues con ese mercado bajista cayeron todos los valores del mercado.

Así que podemos ver como el oro puede ser refugio en una década pero tener malos años dentro de la misma.

Otros ejemplos claros de comportamiento como valor refugio del oro son:

  • La Gran Depresión americana de los 30 del Siglo XX, donde el oro pasó de 15 a 35 dólares con las acciones mineras subiendo mucho después del colapso de 1929.
  • La hiperinflación de Weimar, con el oro siendo el activo rey en medio del colapso inflacionario de Alemania en 1923.
  • La inflación de Venezuela desde 1998, en la que el bolívar venezolano y las inversiones basadas en esa moneda han sido destruidas, siendo el oro uno de los pocos activos en los que los ciudadanos venezolanos pudieron preservar sus ahorros.
  • Las crisis del petróleo de los 70 del Siglo XX, en las que no solo el precio del barril subió más de un 1.000%, sino también el precio del oro y las mineras se multiplico por mucho en medio de unos años muy pesimistas para las bolsas y la economía en general.

Por esto podemos ver que la inversión en oro no es una inversión que debamos suponer como desfasada o solo para fanáticos fundamentalistas de un activo que según las fuentes oficiales no tiene valor.

Da igual lo que digan los bancos centrales, que si tenemos un poco de sentido común y vemos las cosas como en el caso “ruso”, podemos ver qué importante es el oro.

Con esto no quiero decir que uno haya de tener toda su inversión en oro ni la mayoría de la misma, pero tener una pequeña parte de la cartera en algunas monedas o pieza de oro podría no estar mal, sobre todo si por alguna razón tenemos que salir del país algún día, Dios quiera que no.

Pero nunca se sabe lo que puede pasar en este mundo.

Gracias por compartir

Deja un comentario